Ejercicios de Pilates para hernia discal

0
pilates para hernia

La hernia discal se produce cuando uno de los cojines que tenemos entre las vertebras, por explicarlo de un modo sencillo, se desplaza y los líquidos que contienen tocan la raíz nerviosa, la presionan y eso produce fuertes molestias y dolores. Una de las preguntas más habituales de las personas que padecen una hernia discal es si pueden practicar algún tipo de ejercicio que mejore su estado. O, directamente, si pueden realizar algún tipo de ejercicio que no les perjudique, como podría ser el pilates.

La verdad es que la hernia discal por el lugar en el que se encuentra, y por lo delicado de la lesión, puede empeorar fácilmente con algún  mal movimiento y sobre todo, con ejercicios repetidos inadecuados. Además, las personas que tienen una hernia discal, no tienen facilidad de movimientos por el dolor que les provoca la lesión.

Pilates para mejorar la hernia discal

Lo primero, lo más importante, es tener claro que los ejercicios de pilates se deben hacer bajo la supervisión de un profesional siempre que se padezca alguna lesión destacada. Más inclusive, si se trata de una afección en la columna vertebral que es una parte muy delicada del cuerpo. De hecho, lo más aconsejable es consultar previamente con el médico que te este tratando la lesión de columna.

Por tanto, la primera clase o las primeras sesiones debes hacerla en compañía de un experto en pilates para que te indique los ejercicios apropiados teniendo en cuenta tu dolencia y te corrija y oriente en la realización de los mismos.

Ejercicios que perjudican la hernia discal

Lo principal cuando se realiza pilates con hernia discal es evitar ejercicios que ejerzan presión sobre el disco. Evidentemente, ejercicios que impliquen el levantamiento de peso están completamente contraindicados.

Los ejercicios de flexión de espalda hacía delante, suponen demasiada presión para el disco dañado de la columna vertebral. Cualquier ejercicio en posición de firmes que se realice de forma continuada también ejerce a la larga demasiado peso y presión sobre la lesión. Las rutinas en posición tumbada boca arriba o de lado son las menos agresivas para la hernia discal.

Por tanto, los ejercicios de pilates que combinen flexión y rotación están contraindicados para las personas con problemas de discos, así como aquellos que requieran flexiones con carga.

Ejercicios de pilates para hernia discal

La práctica de pilates es recomendable para aquellos que sufren de hernia discal, ya que se trata de unas rutinas de muy bajo impacto. En líneas generales, los ejercicios de pilates que pueden beneficiar a las personas con este tipo de lesión en la columna, son los que trabajan la musculatura de la espalda, haciendo hincapié en la zona lumbar y abdominal.

Es aconsejable utilizar alguno de los aparatos del pilates tradicional como el reformer o el barril, ya que ofrecen más seguridad y comodidad a la hora de realizar los ejercicios.

  • Siéntate con las piernas estiradas ligeramente separadas y la espalda bien recta. Acopla las escapulasPilates spine stretch, estira los brazos delante de ti y dobla ligeramente la parte alta de la espalda. La barbilla se tiene que acercar al pecho. Recuerda no flexionar la parte lumbar. Mantenen la posición inhalando y vuelve a poner recta la espalda con la exhalación.

Pilates hernia discal

  • Siéntate de lado con las piernas flexionadas, una más adelante que la otra. Eleva el brazo por encima de la cabeza apoyando la otra mano en el suelo y déjate caer a un lado. Insipira y vuelve la espalda a la posición recta con la exhalación.

 

  • Túmbate boca abajo y coloca una toalla plegada en la pelvis para elevar la zona lumbar y protegerla. Alarga los brazos por encima de la cabeza con los hombros separados de las orejas y ahora levanta ligeramente el brazo derecho y la pierna izquierda. No fuerces. Y luego alterna con el brazo izquierdo y la pierna derecha. Recuerda no elevar demasiado las extremidades.pilates bala