Pilates para embarazadas: antes de empezar

0

Es importante que sigas estas recomendaciones antes de empezar tu rutina de pilates para realizarla adecuadamente:

  • Visita a tu médico para que te examine a ti y a tu bebé y si durante tu embarazo experimentas algún tipo de dolor, suspende el ejercicio y llama a tu médico.
  • Antes de comenzar una rutina de pilates, asegúrate de que puedes mantener contraída tu pelvis por al menos 10 segundos (recostada en el suelo, eleva la cadera y contrae los músculos de la pelvis y de tu abdomen).
  • Coloca tus rodillas y tus manos en el suelo, manteniendo tu espalda recta. Respira profundo y cuando exhales, lleva tu ombligo hacia adentro y mantén esta contracción durante 10 segundos. Respira y luego relaja los músculos. Si puedes realizar este ejercicio con facilidad diez veces seguidas, entonces tus músculos abdominales y pélvicos están trabajando bien.
  • Asegúrate de indicarle a tu entrenador(a) que estás embarazada. Así, él/ella te asesorará acerca de cuáles ejercicios puedes realizar durante este periodo, o bien puedes ver la posibilidad de tomar clases de pilates diseñadas especialmente para embarazadas.

Ten en cuenta que es muy importante que te mantengas saludable durante tu embarazo y pilates es una manera fácil de ejercitarte y sentirte bien sin hacer mucho esfuerzo.