Pilates para niños

1



Nunca es demasiado pronto para comenzar Pilates. De hecho muchos de los ejercicios del método están basados en movimientos naturales y comunes en los niños. El problema se presenta con los años, ya que vamos perdiendo dichos hábitos sanos por otros que degeneran y dañan el cuerpo.

La práctica del método Pilates desde la infancia, es ideal para que de mayores no tengamos que reeducar nuestro cuerpo, sino solamente mantener la evolución natural del mismo.

El método Pilates ayuda al desarrollo natural del cuerpo. Los estiramientos y la descompresión ayudan a un crecimiento sano e integral, estimulando el cuerpo y la mente de los niños.

Progresan en fuerza, resistencia, flexibilidad, coordinación y equilibrio. Enseñándoles a trabajar desde jóvenes con control, y por lo tanto tomando conciencia de su cuerpo.

Aprenderán a mantener una postura correcta en las diversas situaciones cotidianas de la vida (sentarse, andar, agacharse, etc.) fortaleciendo y alargando los músculos de abdomen y espalda, lo que les prevendrá de lesiones futuras.

Pilates introducirá a los niños en el mundo de la salud y el deporte, motivándoles a practicar otras disciplinas como danza, gimnasia, artes marciales, y en general deporte, ayudándoles en la práctica de cualquiera de ellos.

Si desde pequeños nos enseñasen a trabajar y cuidar correctamente nuestro cuerpo, más del 60% de los problemas músculo esqueléticos causantes de bajas por enfermedad serian erradicados.