Principios del pilates

1

¿Cuáles son los conceptos básicos para un ejercicio perfecto? Te ofrecemos un listado, con los siete principios del pilates, que te servirá de guía para que completes todos los ejercicios de pilates al máximo nivel.

  • Alineamiento: el equilibrio y la flexión del cuerpo es fundamental, por ello es muy importante conseguir una buena torsión del cuerpo, manteniendo siempre la columna vertebral en una posición idónea. Buscamos beneficios y no perjuicios, así que todo el cuerpo tiene que estar alineado para que no tengamos lesiones.
  • Centralización: es la idea fundamental del pilates y lo que le diferencia del yoga o de cualquier ejercicio de gimnasia. Y es que, el control del cuerpo parte de una zona denominada “centro de poder”,  formada por los abdominales, la base de la espalda y los glúteos. Gracias al control de la mente sobre nuestro cuerpo lograremos una cadena perfecta que conecte todos los músculos.
  • Concentración: todo ejercicio debe surgir de un esfuerzo mental y eso se consigue con la concentración. En el pilates no dejamos nada al azar y hasta la respiración debe ser controlada por nuestra mente, por ello la concentración es imprescindible.
  • Control: nuestro control sobre cada uno de los ejercicios de pilates es muy importante. Gracias a un buen control de las técnicas de pilates evitaremos la realización de movimientos rápidos, a la par que descontrolados. De la misma manera, con un buen control lograremos no realizar movimientos repetitivos, que supongan una carga extra de esfuerzo, y cualquier tipo de movimiento incorrecto.
  • Fluidez: tenemos que conseguir una perfecta armonía en todos nuestros movimientos a la hora de realizar cualquier ejercicio de pilates. Esto lo logramos con una perfecta fluidez en nuestros movimientos, que tienen que estar en perfecta sintonía con los músculos y la mente.

  • Precisión: este factor será el que determine si obtenemos una perfecta definición del ejercicio de pilates que realicemos. Hay que cuidar mucho las posturas, ya que si hacemos un movimiento o un ejercicio sin la máxima precisión corremos el riesgo de lesionarnos.
  • Respiración: es importante para mantener la concentración adecuada en el método pilates. Además, nos permite desarrollar un ejercicio aeróbico perfecto, obteniendo una mayor capacidad pulmonar y una mejor circulación de la sangre.