¿Cómo recuperar el adomen con pilates después del embarazo?

0

Posición acostada, muslos flexionados contra el abdomen. Tomar ambas rodillas con las manos, separándolas ampliamente y flexionándolas al máximo. Efectuar una inspiración amplia con la boca abierta y luego espirar.

Efectuar una nueva inspiración brusca, cerrar la boca y contraer los músculos abdominales, al mismo tiempo que se relajan los músculos del piso perineal. El mentón bien aproximado al tórax. La sensación es similar a la de evacuar el intestino. Durante el esfuerzo expulsivo no se debe abrir la boca, alargando el tiempo de ejecución al máximo.

Este ejercicio, de extraordinaria importancia, se pone en práctica en la segunda etapa del parto o período expulsivo, simultáneamente con cada contracción del útero. En el intervalo de las contracciones se debe suspender. El objeto del ejercicio es ayudar al músculo uterino en la salida del niño.

El esfuerzo se puede efectuar también en forma discontinua: al efecto, se llevan a cabo con cada contracción 2 ó 3 pujos de 20 a 30 segundos cada uno. Todo ello en reemplazo del pujo único.